Aislamiento Térmico

                                            

Con aislamiento térmico de un edificio, nos referimos a todas las operaciones y los sistemas que permiten evitar la pérdida de calor durante el invierno y mantener una temperatura fría durante los meses de verano. Un edificio de alto nivel aislante evita el derroche de energía, reduce su consumo y aumenta el bienestar del ambiente interior. El indicador para la medición de la pérdida de calor está representado por el índice de transmitancia térmica, también conocido como el valor U. Cuanto más bajo sea el valor U, menos energía se perderá y por lo tanto el edificio tendrá un mejor aislamiento térmico. La elección de los accesorios y de los vidrios adecuados para ventanas y puertas es lo primero que se debe hacer para evitar la dispersión de calor de los sistemas de calefacción de interior, y por tanto el aumento de los gastos. QUEMME produce una amplia gama de puertas y ventanas altamente aislantes, equipadas con estructuras de alto rendimiento y vidrios de baja emisividad que garantizan un alto nivel de aislamiento térmico.