Mantenimiento

Todos los productos QUEMME están hechos con materiales de alta calidad y fácil de mantener.
Limpiar las ventanas y las puertas es una común norma higiénica y estética, pero al mismo tiempo es la operación básica para el mantenimiento de estos productos, ya que preserva el revestimiento protector. Es importante limpiar las ventanas , sobre todo en las ciudades , ya que - de manera similar a la lluvia ácida - el smog y la suciedad causan la formación de ácidos que erosionan la superficie de los productos de carpintería exterior. Particularmente en las zonas costeras, la presencia de sal en el aire (transportado por la arena) ataca con facilidad ventanas y puertas (tanto la madera como los componentes de metal). Para la limpieza se deben usar detergentes neutros y agua, evitando detergentes fuertes que pueden dañar la superficie. Tenga cuidado de no utilizar amoníaco o alcohol, que podrían causar daños irreparables a la película superficialde del revestimiento. Los vidrios se pueden limpiar con los productos adecuados disponibles en el mercado.