Protección Ambiental

                   

Quemme se compromete a respetar su conciencia ambiental, esto significa no sólo seleccionar materias primas sólidas y libres de sustancias nocivas, sino también invertir en procesos de producción más respetuosos con el medio ambiente.  Es por eso que nuestra empresa decidió recurrir a la energía verde con el uso de paneles fotovoltaicos. Un sistema fotovoltaico permite minimizar el uso de fuentes de energía tradicional. La energía producida por los paneles fotovoltaicos es utilizada para satisfacer las crecientes necesidades energéticas de los nuevos procesos de fabricación.

Entre los beneficios ambientales hay:

1) el uso de una energía renovable,  presente en todas partes e inagotable como el sol, hace  la empresa más respetuosa con el medio ambiente;

2) permite reducir la contaminación mediante la reducción de la emisión de dióxido de carbono (CO2) y otros contaminantes que contribuyen a la elevación del efecto invernadero, con un valor estimado igual a 0.531 kg por 837 kWh de CO2 no emitida en la atmósfera y sin contaminación acústica;

3) permite reutilizar o recuperar las superficies y los espacios marginales y que no son fácilmente utilizables (tejados o fachadas de edificios).